Hermandad de Empleados Exentos No Docentes  denuncia que presidente de la UPR miente

Comparte!

La presidenta de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), Jannell Marina Santana Andino, autoriza las siguientes declaraciones:

“El presidente de la Universidad (Jorge Haddock) MIENTE DESCARADAMENTE cuando dice que la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes está buscando ayudas económicas para las exenciones cubiertas en el convenio colectivo.

Haddock miente descaradamente y debiera tener al menos la responsabilidad de buscar la información antes de emitir comentarios tan irresponsables como los que ha hecho. Lo cierto es que, en reunión sostenida el 16 de agosto de 2018, con Walter Alomar y estando presente la representante estudiantil Marysel Pagán, Alomar nos ofreció ayudas económicas para compensar nuestras exenciones de matrículas. De inmediato y sin dejarlo terminar, rechazamos dichas ayudas y le indicamos que esas ayudas fueran otorgadas en su totalidad a los estudiantes. POR LO TANTO, decir que la Hermandad está buscando ayuda es un argumento que solo puede salir de un “MENTIROSO COMPULSIVO”.

La Hermandad lo único que está solicitando es que se valide lo negociado, que sigue vigente. Lo único que queremos es que la administración universitaria actúe con seriedad y respete los acuerdos entre las partes.

El presidente en TOTAL DESCONOCIMIENTO de la realidad universitaria quiere confundir y dejar ver que la Hermandad negocia para todo aquel que tenga exenciones de matrícula en la Universidad. Nada más lejos de la verdad. Solo negociamos para una unidad apropiada definida que es la que representamos.

Este presidente no sabe nada y quiere opinar de todo. Si verdaderamente tiene buena intención de negociar pues que lo demuestre con hechos y no con palabras vanas y sin fundamentos. QUE DEJE EL FARANDULEO Y QUE ASUMA SU DEBER MINISTERIAL DE SER PRESIDENTE.

La Hermandad está y seguirá haciendo acciones sindicales las cuales no están afectando la labor académica y administrativa en ningún recinto.

Queremos dejar meridianamente claro que nosotros apoyamos a los estudiantes y demás sectores universitarios en sus justos reclamos de tener exenciones de matrículas que los ayuden significativamente en su nivel de aprendizaje y de vida.

Nunca hemos reclamado nada más allá de lo negociado, eso es lo que nos corresponde reclamar y lo seguiremos haciendo.

Ahora bien, Haddock, Alomar y su pandilla lo único que persiguen es como beneficiarse de la Universidad a través de aumentos desmedidos de salarios y contratos para ellos y sus amigos, menoscabando los mejores intereses de toda la comunidad universitaria y del país. Claro está, esa pandilla NO SON UNIVERSITARIOS y NUNCA LO SERÁN por esa razón la comunidad universitaria ya los conoce y como tal, los respeta como se respeta a un violador, NINGÚN RESPETO”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *